+49 Chistes de Pepito y Jaimito: Los mas divertidos para niños

Chistes de Pepito y Jaimito para niños

¿Quién no conoce los chistes de Pepito y Jaimito para niños? Disfruta de los mejores chistes sobre los populares Pepito y Jaimito perfectos para contar a niños. El ritmo apresurado del día a día y las preocupaciones cotidianas evitan que los adultos dediquen el tiempo necesario a los niños. Sin embargo, son esos pequeños instantes en los que se puede compartir con los más pequeños lo que marca la diferencia y fortalece los lazos familiares.

El compartir aunque sea unos minutos diarios con los niños en tiempo de calidad junto a los miembros núcleo familiar es de gran valor, desarrollar actividades dinámicas es esencial en este escenario y los chistes son un juego perfecto y que además los niños adoran.

Los cuentos graciosos en especial los chistes de Pepito y Jaimito para niños representa una entretenida actividad con muchos beneficios que involucran niveles emocionales y comunicacionales, además de fomentar la memoria.

Sin embargo, contar un chiste a los niños en casa no es una actividad muy común dentro de los hogares, y es por ello que si eres de esos padres que carecen de habilidades para crear un chiste propio, aquí te ofrecemos una recopilación con los mejores chistes de Pepito y Jaimito para niños que te pueden servir para pasar un rato diferente en familia junto a los consentidos.

Chistes de Jaimito para niños de primaria

Los chistes de Pepito y Jaimito para niños, en especial los de Jaimito son conocidos con ser atrevidos, rozar los niveles del doble sentido y la obscenidad, se caracterizan por narrar las aventuras de un chico travieso y elocuente que juega bromas pesadas a sus padres, amigos y maestros.

Pero, a diferencia de los cuentos graciosos y tradicionales de Jaimito, estos manejan un lenguaje adaptado al de los pequeños, al mismo tiempo que cuentan con un humor sencillos para que los niños logren captarlo con facilidad. Además la exención corta que posee hace que estos puedan ser recordados sin mayor esfuerzo.

Chistes de Pepito y Jaimito para niños

Es por todo esto, que los chistes en esta sección son perfectos para niños en edades escolares especialmente estudiantes de primaria, pues describen situaciones que pondrán a prueba los conocimientos básicos aprendidos en la escuela.

Disfruta de los cuentos humorísticos de esta sección y diviértete con todos los chistes de Pepito y Jaimito para niños que tenemos para ti.

 

– A ver, Jaimito, puedes nombrarme a tres miembros de la familia de los roedores ?
– Hum… papa roedor, mama roedora, y bebe roedor.

En el colegio, la maestra pregunta:
– Jaimito, ¿por qué es famoso Colón?
– Por la memoria
– ¿Por la memoria?
– Pues sí, en el monumento pone «a la memoria de Colón»
La profesora le pide a Jaimito que conjugue el presente del indicativo del verbo caminar.
Jaimito empieza:
– “Yo camino, tú caminas, él camina”
– “Por favor, Jaimito, ¡más deprisa!”, le dice la profesora.
Y Jaimito sigue:
– “Nosotros corremos, vosotros corréis, ellos corren…”

La profesora le pregunta a Jaimito:
– “Jaimito, qué te pasa?”
– “Que no sé escribir el número 33 maestra”
A lo que la profesora le responde:
– “Primero un 3 y después otro 3”
– “Sí, señorita, pero ese es el problema, que no sé qué 3 va primero”Le dice la profesora a Jaimito:
– Jaimito, dime todas las formas verbales del verbo nadar.
Y Jaimito dice gritando:
– YO NADO, TÚ NADAS…
Y la profesora le dice:
– Más bajito, Jaimito.
Y Jaimito contesta:
– Yo buceo, tú buceas…– Jaimito, ¿has copiado de Pedro en el examen?
– No, profe
– Sí, porque Pedro ha escrito ‘no lo sé' en la tercera pregunta y tu ‘yo tampoco'La profesora de matemáticas le pregunta a Jaimito:
– ¿Cuánto es dos más dos Jaimito?
– No lo sé señorita, si no me da más datos…

La maestra pregunta a Jaimito:
– Si en esta mano tengo 8 naranjas y en esta otra 6 naranjas. ¿Qué tengo?
– Unas manos enormes, maestra

– Maestra, usted no me regañaría por algo que no he hecho, ¿verdad?

– Claro que no, Jaimito.

– Menos mal, porque no he hecho los deberes.

– Di, Jaimito. ¿Por qué en invierno los días son más cortos y en verano son más largos?

– Porque el calor expande las cosas y el frío las contrae maestra.La profesora pide a Jaimito:
– Dime una palabra que tenga muchas letras O
– Muy fácil maestra: ¡GOOOOOOOOOL!El profesor le pregunta a Jaimito:
– ¿Cómo suena la M con la A?
– MA
– Muy bien. Y si le colocas una tilde, ¿cómo suena?
– Matilde.

– Dime Jaimito, ¿De qué país son los Mayas?

– De mayami profesora

– Jaimito, ¿qué clase de letra es la «A»?
– Una vocal, señorita
– Muy bien, Jaimito. ¿Y la «K»?
– Una consonante que no se puede repetir…La maestra pregunta a Jaimito:
– ¿Cómo mató David a Goliat?
– Con una moto señorita.
– ¿Cómo con una moto? Será con una honda.
– ¡¡¡Ahhhh!, ¿Pero quería usted la marca?
– Maestra, maestra no entiendo el inglés, si Car es Coche, y Men es Hombre,
…entonces ¿mi abuela Carmen es un Transformer?

– ¿Jaimito, cuantas anclas tiene un barco?
– Once, maestra
– ¿Por qué dices once…?
– Es que siempre he oído que dicen: Eleven anclas

Chistes de Jaimito para niños cortos

En los chistes de Pepito y Jaimito para niños, la sagacidad y la travesura siempre están presente en los cuentos destinado a los niños así como los tradicionales y típicos. Este elocuente personaje es capaz de encontrar una manera bastante inusual para zafarse de situaciones, bien sea en la escuela o en casa, y es justamente estas ocurrencias lo que le da el aura de humor a los chistes.

Chistes de Pepito y Jaimito para niños

Los chistes de Pepito y Jaimito para niños son únicos, disfruta de cada uno de ellos, elige los más graciosos y compártelo con los chicos en las tarde familiares para que desde los más grandes hasta los más pequeños se rían a carcajadas.

– Jaimito, ¿cuánto son 2×2?
– ¡Empate!
– ¿Y 2×1?
– Oferta, señorita.

Jaimito, «llovía» ¿qué tiempo es?
– Un tiempo muy malo, profe.La maestra le pregunta a Jaimito:
– ¿Jaimito, para ti cómo sería el colegio ideal?
– Cerrado maestra, cerrado.– Jaimito, ¿qué planeta viene después de Marte?
– Miércoles

– Jaimito, dime cinco cosas que contengan leche.

– Cinco vacas, maestra.
El padre de Jaimito le quiere dejar una enseñanza y le pregunta:
– Hijo, ¿sabes qué les pasa a los niños que le roban el dinero a los mayores?
– Si, van al cine

– Mamá, mamá, no me esperes esta tarde.

– ¿Por qué, hijo mío?

– Porque ya llegué.

– Jaimito, ¿de dónde sale la porcelana?

– De la porceoveja.– Mamá, mamá… en el cole me llaman Superman.
– ¡Jaimito, otra vez te pusiste el calzoncillo por encima del pantalón!
– Jaimito, si digo “fui rica” es pasado, ¿verdad?

– Sí, maestra.

– Y si digo “soy hermosa” ¿qué es?

– Exceso de imaginación.

– Jaimito, dime un pronombre.

– ¿Quién yo?

– ¡Muy bien!– Jaimito, define “telepatía”.
– Aparato de TV para la hermana de mi mamá.

– Jaimito, dime cinco animales de África.
– Cinco elefantes, señorita.

– Jaimito, ¿qué es una orilla?

– Sesenta minutillos, maestra.– Jaimito, ¿cuál es el futuro del verbo bostezar?
– Dormiré.– Jaimito, ¿qué hacía Robin Hood?
– Robar a los ricos.
– ¿Por qué?
– Porque a los pobres no podía quitarles nada.

– Jaimito, ¿cuál es la montaña más limpia?
– El volcán.
– ¿El volcán?
– Sí, porque primero echa cenizas y después, lava

Chistes de pepito para niños

Algo curioso de los chistes de Pepito y Jaimito para niños  es que son muchas las historias que se cuentan alrededor del mundo sobre el origen de este personaje travieso y elocuente que ha acompañado a varias generaciones de niños durante décadas. Lo cierto es, que no se reconoce ningún autor o creador de los cuentos de Pepito, además en varias culturas es conocido con nombres diferentes como Pablito o Jaimito, pero siempre manteniendo la esencia vivaz del personaje.

Chistes de Pepito y Jaimito para niños

Los chistes de Pepito y Jaimito para niños son chispeantes y divertidos, no hay ningún chico que se resista a su gracia. Estos chistes crecen y evolucionan pero siempre aportan sentido del humor a los amantes de la comedia, divierte un rato a los pequeños de la casa con estos cuentos ocurrentes y dinámicos.

 

Pepito le dice a su madre:
¡Mama, Mama, tengo una noticia buena y otra mala!
¿Cuál es la buena Pepito?
¡Que he aprobado todas!
¿Y la mala?
¡Que es mentira!– A ver Pepito, Símon Bolívar fue un militar venezolano, nació en Caracas ¿y murió en…?
– Murió enfermo profesor– Pepito, ¿tú en casa reza antes de comer?
– No Padre, mi madre es muy buena cocinera

¿Por qué Pepito puso su peluche en el congelador?

Porque quería un oso polar.

Se dirige el maestro hacia Pepito:

—Pepito, ¿me puedes decir dos pronombres?

—¿Quién? ¿Yo? —respondió Pepito

—¡Excelente respuesta!

Pepito y Jaimito llegan tarde al colegio.
Al entrar la profesora les pregunta:
– Pepito, “¿por qué has llegado tarde hoy?”
– Maestra, es que anoche soñé que fui a la Polinesia y como el viaje era tan largo me desperté tarde.
– ¿Y tú Jaimito? ¿Por qué has llegado tarde?”, le pregunta la profesora.
– Es que fui a esperar a Pepito al aeropuerto maestra”.

La maestra se acerca a Pepito y le dice:

—Sabes muy bien que no puedes dormir en mi clase, Pepito.

Pepito le responde:

—Lo sé, señorita. Podría dormir si no hablaras tan fuerte.

La maestra le dice a Pepito:

—Me alegra ver que has mejorado la letra.

—Gracias maestra —dice Pepito
—. Ahora va a poder ver lo mal que está mi ortografía.

Le dice la maestra a Pepito:

—Pepito, has llegado tarde a la escuela toda esta semana. ¿Sabes lo que eso significa?

—Sí señorita, significa que hoy es viernes. – Pepito, ¿por qué le has pegado en la cabeza a tu hermana con la silla de la cocina?
– Mamá, lo intenté primero con el sofá del salón, pero pesaba demasiado

Dice la maestra:

—Te dije que escribieras este poema 10 veces para que aprendas a escribir y solo lo has hecho 7 veces.

Pepito le responde:

—Maestra es que tampoco sé contar.


El maestro de historia le pregunta a Pepito:

—¿Dónde se firmó el tratado de paz francés de 1800?

Pepito le responde:

—En una hoja de papel, maestro.

En la clase de arte, la maestra les dijo a los alumnos que debían dibujar una vaca pastando en un prado. En cuestión de segundos, Pepito levantó la mano y entregó a la maestra una hoja de papel en blanco.

—Pero Pepito, ¿no dibujaste nada en la hoja? —dijo la maestra.

Pepito la mira la hoja y dice:

—Es que la vaca se comió toda la hierba y como no había hierba se fue.– ¿Papá recuerdas cuando a comienzo de curso me dijiste que me darías 1000 $ si aprobaba todas y pasaba de curso?
– Ay Pepito, ¡qué alegría! No me diga que…
– ¡Sí papá! ¡Te ahorraste 1000$ felicidades!

Pepito le pregunta a su mamá:

—¿Sabes qué te voy a comprar para tu cumpleaños? Te voy a dar una linda jarra de vidrio.

—Pero Pepito, yo ya tengo una jarra de vidrio —responde su mamá.

—Ya no porque la acabo de quebrar.

Los niños al igual los adultos disfrutan de los chistes de Pepito y Jaimito para niños son uno de los preferidos por el público conocedor del buen humor sin importar la edad que tengan.

Además, contar un chistes siempre es una buena opción para compartir un rato diferente y hacer parte de ello a los niños es beneficioso para todos, y más cuando se cultiva la unión familiar.

Tu opinión es importante para nosotros, déjanos un comentario y no te pierdas de los próximos artículos creados solo para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *