+30 Chistes de psicólogos (Estudiantes y pacientes incluidos)

Chistes de psicólogos

Numerosos estudios e investigaciones proponen que la risa tiene influencias directa en la salud mental y física de las personas, de hecho todo somos consientes que reír es algo sano, activa músculos que no suelen ser usados en la vida diaria y genera en el organismo hormonas que causan estados de felicidad y buen humor.

Chistes de psicólogos ¡El poder de la risa!

Sin embargo, la risa como mecanismo para mejorar el ánimo no es algo novedoso, pues grandes escritores y pensadores de la historia han coincidido en los beneficios de reír, ejemplo de ello son los trabajos de Platón o Socrates que concebían la carcajada humana como fuente de placer.

Así mismo, más recientemente, Sigmund Freud planteo que la risa puede ser tomada como fuente liberadora de tensiones y energías negativas, es por ello que hoy brindaremos un espacio a la risa, en especial a los chistes de psicólogos, para honrar la ciencia que estudia la mente humana con una de las mejores técnicas para combatir el estrés y el aburrimiento, la comedia.

Comienza el día con una sonrisa, y entenderás lo divertido que es ir desentonando con el resto de la humanidad, y la mejor manera de lograrlo es con estos chistes de psicólogos.

Chistes de psicólogos cortos y largos

Desde la psicología, la risa también ha sido contemplada como un recurso para fomentar el bienestar mental y la salud física de las personas, la risoterapia es una de las alternativas que esta ciencia utiliza para lograrlo. Esta es una terapia en la que el buen humor es el pilar principal para crear el habito sano de reír, de ahi el origen de los chistes de psicólogos.

Chistes de psicólogos ¡El poder de la risa!

Estos chistes de psicólogos son tan buenos que te harán reír, olvidar el estrés del trabajo y relajar tu mente luego de un día ajetreado.

Dos psicólogos coinciden en el ascensor del edificio después de una larga jornada de trabajo. Uno de los dos está echo una pena, agotado y ojeroso. El otro está impecable, sonriente y relajado.
–Oye, ¿cómo lo haces para estar tan sonriente después de horas de consulta con los pacientes?
El otro contesta asombrado:
–¡No me digas que tú los escuchas!

Un hombre, en el consultorio de un prestigiado psicólogo:
Doctor, durante años he tenido unas horribles obsesiones, y nadie ha podido ayudarme.
¿A quién acudió antes?
Al doctor Gabel.
¡Con razón!, ese tipo es un idiota. Tengo curiosidad de saber qué le aconsejó.
¡Que lo consultara a usted!

Dos amigos con problemas de enuresis nocturna (se hacían pipí en la cama) deciden ir al psicólogo. Pedro escoge un terapeuta cognitvo conductual y Antonio uno experiencial. Luego de unos meses se reencuentran en una esquina.

Antonio: ¡Pedro!… ¿Cómo éstas de tu problema?

Pedro: Estoy perfecto desde que voy a terapia. Todo gracias a que cada vez que me orinaba, sufría una pequeña descarga eléctrica por un aparato que me dio mi psicólogo que está investigando casos como el mío. Desde la tercera descarga no volvió a pasarme nunca más ¿Y tú cómo vas?

Antonio: ¡Excelente!… Me orino todas las noches, pero me importa un carajo porque aprendí a quererme tal cual soy.

Entra el siguiente candidato.
– Por favor, cuente hasta diez.
– Uno, tres, cinco, siete, nueve, dos, cuatro, seis, ocho, diez.
– Pero… ¡¿Qué forma de contar es esa??!
– Ahhh… Verá, es que yo antes era cartero y claro, siempre sigo ese orden: primero impares, luego pares.

Un paciente llega a la consulta de un psicólogo:
Paciente: Doctor, creo que tengo complejo de superioridad

Psicólogo:: Bueno, vamos a ver … siéntese, intentaré ayudarle …

Paciente: ¡¡¡Tu!!!, , ¡¡¡Qué me vas a ayudar tu… doctorcillo de pueblo!!!

Una chica va al psicólogo para que le ayude a resolver su problema y este le pregunta:
Cuénteme, ¿cual es su problema?
¡Ay doctor!, es que tengo un carácter muy débil. Los hombres consiguen de mí todo lo que me piden y después me vienen los remordimientos de conciencia.
¡Aaaah!. Su caso no presenta demasiada dificultad, existen muchos métodos para reforzar el carácter.
¡Pero Doctor!, Ud. no me entendió, lo que yo quiero es no tener después remordimientos de conciencia.

Gracias por llamar al Instituto…
* …Si usted es obsesivo-compulsivo, presione repetidamente el número 1.

* …Si usted es co-dependiente, pídale a alguien que presione el número 2 por usted.

* …Si usted tiene múltiples personalidades, presione 3, 4, 5 y 6.

* …Si usted es paranoico, nosotros ya sabemos quién es usted, sabemos lo que hace y sabemos lo que quiere, espere en línea mientras rastreamos su llamada.

* …Si usted sufre de alucinaciones, presione el 7 en ese teléfono que Ud. (y sólo Ud.) ve al final del cable del tubo.

* …Si usted es esquizofrénico, escuche cuidadosamente y una pequeña voz interior le indicará que número presionar.

* …Si usted es depresivo, no importa que número marque. Nada conseguirá sacarle de su lamentable situación.

* …Si usted sufre de amnesia, presione 8 y diga en voz alta su nombre, dirección, teléfono, número de cédula, y el apellido de soltera de su abuela materna.

* …Si usted sufre de indecisión, deje su mensaje después de escuchar el tono… o antes del tono…. o después del tono….o durante el tono. En todo caso, espere el tono.

* …Si tiene la autoestima baja, por favor cuelgue. Todos nuestros operadores están atendiendo a personas más importantes que usted.

Terapia de grupo Cuatro pacientes reunidos. El terapeuta les pide que se presenten, que digan cuál es su actividad y que comenten porqué la tienen.
El primero:

– Me llamo Paco, soy médico porque me gusta que la gente esté sana.

El segundo:

– Me llamo Ángel. Soy arquitecto porque me gusta que la gente viva en casas bonitas.

La tercera:

– Me llamo María. Soy lesbiana porque me enloquecen las mujeres.

El cuarto:

– Soy Manolo, hasta hace unos minutos estaba convencido que era albañil… ¡Pero acabo de descubrir que soy lesbiana!Una psicóloga de una empresa está haciendo entrevistas a nuevos candidatos. Llega el primero, y la psicóloga empieza con una pregunta de matemáticas:
– A ver, cuente hasta diez.
– Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno, cero.
– ¿Cómo es que cuenta usted hacia atrás???!
– ¡Ah, sí, perdone! Es que antes trabajaba en la NASA y, claro, estoy acostumbrado.Una pareja que lleva 30 años de matrimonio acude a terapia matrimonial. Cuando el psicólogo les pide que le detallen su problema, la mujer saca una lista que llega casi hasta el suelo y empieza a enumerar: no se siente querida, se siente sola, vacío, incomprensión, falta de deseo… En eso, el psicólogo se acerca a ella, la abraza y le da un largo y apasionado beso, mientras el marido se les queda mirando boquiabierto. La mujer se vuelve a sentar, muda de asombro, y el psicólogo se dirige al marido:
–Esto es lo que su esposa necesita, al menos tres veces por semana. ¿Cree que podrá hacerlo?
El marido lo sopesa unos segundos, y finalmente contesta:
–A ver, yo puedo traerla lunes y miércoles, pero los viernes tengo pesca.El psicólogo le dice al paciente:
-Cuénteme..
-Cuando era niño todos me ignoraban y me tuve que inventar un amigo imaginario.
-¿Y qué pasó?
-¡No quiso hablar conmigo!
-¿Y qué hiciste?
-Pues me inventé otro amigo imaginario.
-¿Y qué pasó entonces?
Se hicieron amigos los dos y me ignoraron.
FIN

Los psicólogos…

Los psicólogos no enferman, somatizan.

Los psicólogos no estudian, subliman.

Los psicólogos no tienen ocurrencias, tienen insight.

Los psicólogos no se equivocan, tienen actos fallidos.

Los psicólogos no cambian de idea, resignifican.

Los psicólogos no hacen disparates, despliegan su creatividad.

Los psicólogos no hablan, verbalizan.

Los psicólogos no conversan, puntúan.

Los psicólogos no responden, interpretan.

Los psicólogos no dicen estupideces, asocian libremente.

Los psicólogos no se desahogan, hacen catarsis.

Los psicólogos no te bancan, te contienen.

Los psicólogos no hablan por teléfono, se comunican de inconsciente a inconsciente.

Los psicólogos no son pesados, tienen una ligera compulsión a la repetición.

Los psicólogos no resuelven sus problemas, elaboran sus conflictos.

Los psicólogos no se enamoran, hacen transferencia.
Un psiquiatra, para encontrar la raíz del problema de un paciente dibuja una línea vertical y le dice:
«¿Qué le sugiere?»
«Una mujer desnuda.»

Cruza la línea con una horizontal:
«¿Y ahora?»
«Una mujer desnuda agachada.»
Borra las dos líneas y dibuja una horizontal:
«¿Y esto, qué le sugiere?»
«Una mujer desnuda acostada.»
«La verdad es que usted sufre un grave complejo sexual.»
«¿YO?, ¡ES USTED QUIEN HA PINTADO ESAS GUARRADAS!»

 

Chistes de psicologos y sus pacientes

La risa, además de ser un poderosos antiestrés, mejora el funcionamiento del cerebro, potencia la memoria, aumenta el rendimiento académico y la agilidad mental, por eso necesario conocer chistes de psicólogos.

Chistes de psicólogos ¡El poder de la risa!

No queda duda de que la risa es la mejor manera de vencer lo malo y negativo de la vida, guarda uno de estos chistes de psicólogos bajo tu manga y utilízalos en el momento indicado.

 

 

En la consulta del psicólogo:
–Verá usted, vengo porque últimamente tengo problemas de atención…
–¿Desde cuándo nota eso?
–¿Desde cuándo noto qué?

La ventaja de ser psicólogo es que es la única profesión en la que el cliente nunca tiene la razón.

Un paciente fue al analista quejándose de manía de grandeza.
El terapeuta inicia el diálogo:
– Relájese y comience bien del principio …
– Bien, doctor, al principio hice el Cielo y la Tierra …¿Cómo se dice psicoanalista en japonés?
Sakudo TukokoEn la consulta del psicólogo:
–Cuál considera que es su grado de madurez, en una escala del uno al cinco…
–¡Por el culo te la hinco!

Si un paciente con síndrome de personalidad múltiple se intenta suicidar, se podría decir que ha tomado rehenes.

Un psicólogo es una persona que te cobra una pasta por hacerte preguntas que tu mujer te haría gratis.Mi psicólogo me dijo que estaba loca.
Le dije que quería una segunda opinión…
Y me dijo que también era fea.El paciente dice a su psicólogo:
-Doctor, con mucha frecuencia siento deseos de suicidarme… ¿que hago?
-Primero que todo, pague el valor de la consulta!–Hombre, Paco, cuánto tiempo sin vernos… ¿Cómo llevas lo de tu problema?
–Muy bien, muy bien, lo tengo superado desde que voy al psicólogo.
–¿Ah, sí? ¿Ya no te meas en la cama?
–Sí, pero ya no me importa.Si un pajarito te cuenta que hay una persona que te quiere mucho y en este momento está pensando mucho en ti, no lo dudes ni un solo segundo…
Anda urgente al psicólogo, como te va a hablar un pajarito!– Doctor, por las noches sueño con unicornios de colores que juegan al fútbol.
– Su tema se soluciona enseguida si deja las drogas.
– No puedo, porque esta noche es la final.
Un hombre va a hablar con su psicólogo:
– Doctor, doctor, siento que soy un perro.
– ¿Y desde cuando le pasa eso?
– Desde cachorroUn hombre entra en la consulta del médico:
– Doctor, tengo un problema terrible, mi autoestima está por el suelo. Nadie me hace caso, es como si no existiera…
– Siguienteee…

– Doctor, doctor, veo elefantes azules por todas partes

– ¿Ha visto ya a un psicologo?

– No, solo elefantes azules.-Doctor, cada noche tengo el mismo sueño: empujo una puerta con una palabra escrita encima. Empujo, empujo y empujo, pero nunca consigo abrirla.
-¿Y que hay escrito en la puerta?
-«Tirar»

Está claro que la risa es una muy buena alternativa si de terapias naturales hablamos, y es por ello que la filosofía y la ciencia continuaran trabajando juntas para aumentar los conocimientos sobre el buen humor y como este influye positivamente en el estado de ánimo y la salud mental de las personas.

Deja fuera por unos minutos las preocupaciones de la rutina y aprende a disfrutar de los pequeños placeres, aquellos capaz de provocar algunas carcajadas como los chistes de psicólogos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *