+30 Chistes de gatos ¡Humor felino!

Chistes de gatos

Admirado por distintas culturas antiguas, inmortalizados en cuadros como el cartel del pintor francés Théophile Alexandre Steinlen, fuentes de inspiración para hermosos poemas como la Oda al gato escrito por Pablo Neruda, protagonistas de innumerables dibujos animados infantiles como Tom y Jerry, Garfield y el gato con botas y muchas otras cosas mas han influenciado los chistes de gatos, sin duda el amor por los mínimos supera las expectativas de cualquiera.

Chistes de gatos ¡Humor felino!

Estas criaturas peludas  son unas excelentes mascotas, una muy buena compañía que nos recuerda con su ronroneo lo adorable de las cosas simples de la vida.

Los gatos son encantadores pero poco afectivos y en ocasiones pueden mostrar grados de indiferencia, trepar por los muebles, arañar todo a su paso, maullar y organizar peleas nocturnas e los techos como todos unos rufianes, y son estas las razones por la que los chistes de gatos se han popularizado en el mundo humorístico.

Con ayuda de las fabulosas redes sociales, los gatos han sido protagonistas de innumerables vídeos, fotos, memes y sobre todos chistes de gatos que hacen burla a todo los que los felinos traviesos pueden hacer cuando uno no los observa.

Pero hoy sólo nos enfocaremos en los chistes de gatos que han viajado con un boleto de ida y vuelta a través del mundo cibernético, las mejores bromas dedicadas a los mininos actuando en situaciones graciosas. No pierdas de vista ninguno de ellos, y disfruta de unos minutos de puras carcajadas.

Chistes de gatos ¡Mascotas audaces!

Gracias a los chistes de gatos se ha demostrado que las personas con animales de compañía suelen estar más sanas y alegres que aquellas que carecen de una mascota. Es cierto que esto representa una fuerte responsabilidad y un gran compromiso de por vida pero las ventajas le ganan en número a los inconvenientes.

Chistes de gatos ¡Humor felino!

¿Sabias que los gatos pueden ayudar a las personas reducir los niveles de estrés?, y que mejor manera de lograrlo que con uno chistes de gatos para olvidarse de las preocupaciones y abrir las puertas al humor felino.

Estos amigos esponjosos son tan traviesos y divertidos que solo sus acciones te harán reír, pero si lo combinamos ahora con un chistes de gatos se producirán muchas más carcajadas, léelos todos y deja que el estrés desaparezca poco a poco.

Eran dos ratoncitos a un lado de la carretera y uno de ellos le dice al otro
¿Cuál es el animal que es dos veces animal?
El gato.
¿Por qué?
Porque es gato, ¡y araña!

Estaba un hombre sentado en su sofá viendo películas de vaqueros con su gato al lado.
En esas, el hombre le dice a su gato:
-Te has fijado ese vaquero tan idiota, disque hablando con su caballo.

¿Si a los gatos le gustan tanto los ratones?
– ¿Porque no hay comida para gatos con sabor a ratón?

¿Cuál es el colmo de un gato?
¡Tener que pasarse el día andando a gatas!

Entra un ladrón a robar un banco con un gato en la mano y dice:
– ¡Manos arriba o aprieto el gatillo!

En una granja, un gato se cae al río y empieza a gritar:

– ¡Miaooogo¡, ¡Miaooogo!
El gallo responde:
– ¡Kikierekiaga¡, ¡Kikierekiaga!
La vaca:
– ¡Muuuuuevete¡, ¡Muuuuuevet!
Y finalmente el perro:
– ¡No tragues agua gua gua gu!

¿Cuál es la diferencia entre un perro y un gato?
El perro piensa: «Los humanos son buenos, me alimentan y me cuidan, así que deben de ser dioses.»
El gato piensa: «Los humanos son buenos, me alimentan y me cuidan, ¡así que yo debo de ser su dios!»


Un Hombre corre desesperado donde su vecina y le dice que a su perro lo ha matado su gato.
La Mujer: Pero no es posible, mi perro es un Doberman!
El Hombre: Si pero mi gato es Hidraulico.

-Tu perro parece un gato
– Es que es un gato
– Pues parece un perro

¿Por qué dicen que los perros y los gatos son el mejor amigo del hombre?
-Porque entre animales se entienden.

¿En qué se parece un gato, un perro y un niño que se ahoga?
En que el gato dice «MIAU», el perro dice «GUAU» y el niño dice «¡¡MI AUGUAO!!».

Un gato chocó y que dijo?
“miaauuto!!”

Un hombre encuentra a su vecino cavando un hoyo en el patio y le preguntó:
– Hola vecino, ¿qué haces?
– Cavo un hoyo para enterrar a mi pez
– ¿Y no es un agujero demasiado grande?
– ¡Es que el pez está dentro de tu maldito gato!

– En que se parece una gata y una escopeta?
– En que los dos tiene gatillos…

Había un perro caminando, de repente pasa un gatito muy lindo..
El perro le pregunta:
-¿Arañas?
A lo que el gato contesta:
-¿Donde, donde?

¿Sabes a quién le da más mala suerte cruzarse con un gato?
¡A los ratones!

-Te amo mucho y no puedo dejar de pensar en vos
– ¿Qué? –
Ay perdón, el gato se acostó en el teclado

Un gato le dice a la gata :
– ¡Moriría de amor por ti!
Y ella le responde :
– ¿ Ah , si? ¿ Cuántas veces?

Si ponemos diez gatos en una caja y solo un ratón, ¿Cuantos gatos se comen el ratón? .
Solo dos, porque ocho de cada diez gatos prefieren whiskas.

Un día sale un señor a pasear con su gatito atado a una cadena, en eso una señora se le acerca y le pregunta…
-¿Araña?
Y el señor le responde:
No, es gato.


Papá, ¿cuántos años tiene el gato?
– 2 años.
– ¿Y cuántos tengo yo?
– 5 años.
¿Y por qué el gato tiene bigote y yo no?

 

Chistes de gatos ¡Felinos al ataque!

A pesar del humor que nos dan los chistes de gatos no se puede negar que la compañía brindada por este amigo de cuatro patas cuenta con grandes beneficiosos para la salud uno de ello es la fortaleza que le brinda al sistema inmunológicos de sus dueños, incluso esta comprobado que los niños que creen con mascotas tienes menos probabilidades de enfermar.

Chistes de gatos ¡Humor felino!

Es por ello, que los maullidos por las noches y los regalos inesperados que los felinos pueden valen la pena cuando se cuenta con una tan buena compañía, y estos chistes de gatos son perfectos para recordar todas locuras de los gatos y reír con ellas.

Un señor odia al gato de su mujer porqué no hace más que arañarle a traición y decide hacerlo desaparecer. Lo mete en una bolsa y lo lleva en el coche a 20 kilómetros de su casa.
Cuando vuelve, el gato está sentado en el portal de la casa. Nervioso, el tipo repite la operación, pero ahora lo abandona a 40 kilómetros de su casa. Cuando vuelve, el gato otra vez está esperándolo en la puerta.
El hombre enfadado; agarra el gato, lo pone en el coche y recorre 93 kilómetros al este, 30 al norte, 27 al oeste y 25 hacia el sur… Suelta el gato y emprende el regreso a casa.
Al cabo de un rato, llama a su mujer por el móvil y le dice:
– Cariño, ¿el gato está por ahí?
– Acaba de llegar, ¿por qué, querido?
– Pon a ese desgraciado al teléfono, que me he perdido!!!

Un gato caminaba por un tejado maullando:
– ¡Miau, miau!
En eso se le acerca otro gato repitiendo:
-¡Guau, guau!
Entonces el primer gato le dice:
– Oye, ¿Por qué ladras si tú eres gato?
Y el otro le contesta:
– Qué pasa, que uno no puede aprender idiomas?

Eran dos ratoncitos a un lado de la carretera y uno de ellos le dice al otro:
– A que paro esa camioneta que viene con una sola mano.
El otro ratoncito solo se ríe.
En eso el ratoncito saca la mano y para su suerte al venia una camioneta se le poncha una llanta y termina haciendo alto total justo en la mano del ratón. Baja el conductor y dice:
– Ahora tendré que sacar el gato. Y le responde el ratoncito:
– Ni me amenaces, o te volteo la camioneta.

Alo, ¿Policía?
-Si ¿Qué necesita?
-Por favor, vengan rápido, vengan rápido, me quieren matar.
-¿Quien lo quiere matar?
-Un gato, por favor, venga rápido.
-Pero como lo va a matar un gato
-Si es en serio, me va a matar
-Está bien enviaremos una patrulla, ¿con quien hablo?
-Con el loro, ayudaaaaaaaaaaaaa!!!

Un señor que tenía una gata, estaba harto de que le arañase todos los muebles de la casa y no sabía como deshacerse de ella, se fue al monte y la dejo abandonada. Después de unos días la gata regresó.
El señor se la volvió a llevar y la tiró del otro lado del monte, y la gata volvió. Desesperado, le preguntó a un amigo, cómo lo podía hacer para que no volviera y éste le dio algunas indicaciones:
– Cruza el monte, ve al río y crúzalo, gira a la derecha, luego a la izquierda,otra vez a la derecha, cruza el puente y deja la gata.
Después de una semana, se encuentra con el amigo, todo sucio, cansado, hambriento, desvelado y sediento, y le pregunta:
– ¿Cómo te fue?
– Qué quieres que te diga, que si no es por la gata, ¡no regreso!

Estaban la mamá y sus gatitos en la cocina

-Niños, hoy vamos a visitar la cocina y tomaremos un trozo de queso. Pero tened cuidado porque hay un perro muy peligroso.
Poco más tarde, estaban la mamá y sus gatitos en la cocina comiendo queso, cuando apareció el perro.
Mama gata:
-¡Ay! ¿Qué puedo hacer?
Los gatitos temblaban.
Mamá gata:
-¡Ya sé!
Y la mamá dijo:
-¡Guau, guau! ¡Grrrr..!
Y se fue corriendo el perro.
Mamá gata:
-Ya os dije que es muy bueno aprender dos idiomas

Tres ladrones iban a asaltar un banco de máxima seguridad. Tenían que hacer un túnel para poder entrar, y deciden entrar por el conducto del aire acondicionado. Uno dice:
Yo entro primero.
Entonces, entra y se resbala, un policía oye el ruido y pregunta:
¿Quién esta ahí?
Y responde:
¡Miiiaaauuuuu! Y sigue su camino.
Va el segundo y se resbala, el policía oye el ruido y pregunta:
¿Quién está ahí?
Y responde:
¡Miiiaaauuuuu! Y sigue su camino.
Va el tercero, se resbala y el policía oye el ruido y pregunta:
¿Quién está ahí?
Y responde:
¡Otro gato, otro gato!

Estaban hablando dos ancianos, y el uno le dice al otro:
-¿Tu qué haces cuando tienes frio en la noche para dormir?
Y el otro le contesta:
-¡Es muy fácil!… cuando tengo frio, tomo una botella de hierro, la lleno de agua caliente y la meto debajo de las cobijas al acostarme.
Es una tradición de la familia… y tu… ¿qué haces?
Entonces el otro le responde:
-Pues mira, yo tengo un gato, cuando tengo frío lo meto debajo de las cobijas.
Si quieres llévatelo esta noche para que veas lo bien que calienta.
El anciano se llevo el gato, y al otro día se encuentran y el otro anciano le pregunta:
-Pero… ¿qué te ha pasado?… ¿Por qué estas tan rasguñado?
Entonces el otro viejo le contesta:
-Pues imagínate que anoche, como estaba haciendo tanto frío,
pues decidí recurrir a tu técnica con el gato, pero no entiendo que sucedió…
cuando le quise llenar de agua caliente… ¡El estúpido gato me empezó a arañar!

Nuestro amigo Pepito se presenta a la casa de la señora que vive en el primer piso, la cual anunció a todo el vecindario que se le escapó su canario ofreciendo una buena gratificación a la persona que lo encontrara, de repente llega Pepito y dice:
-Aquí está su pajarito señora, presentándole a un gato que había encontrado en la azotea.
-¿Estás loco niño? , lo que me tras es un gato pulgoso.
-Sí, pero el canario está adentro señora.

El amor por estos animales deja en claro que se puede convivir tranquilamente dos especies totalmente diferente, la compañía de alguna mascota hace entender que las diferencias físicas y las limitaciones motrices son indiferente si se cuenta con el apoyo.

No olvides compartir estos geniales chistes de gatos con todos para que puedan reír al igual que tu, regalar sonrisas no cuenta nada y beneficia en sentido doble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *