+30 Chistes de Andaluces ¡Cortos, largos y graciosos!

Chistes de andaluces

¿Conoces los chistes de andaluces? Descubre lo mucho que puede reír con los chistes de andaluces más famosos en el internet. Andalucía es una comunidad española reconocida como nacionalidad histórica por su Estatuto de Autonomía. Para el año 2020 es el poblado más habitado del país y el segundo más extenso, sin embargo, gracias a la comedia, sus residentes han recibido la fama perezosos y torpes y con sus anécdotas se han creado millones de chistes de andaluces que divierten a jóvenes y adultos.

El ingenio tan particular que tienen los andaluces para jugar bromas y su acento característico, los han convertido en el blanco perfecto dentro del mundo de la comedia. Son muchos los chistes de andaluces que existen en la actualidad, pero son poco los realmente graciosos.

Encuentra aquí los chistes de andaluces más gracioso y elocuentes de todos los tiempo, no olvides compartirlos y aportar un grano de comedia a la vida de todos tus conocidos.

Chistes de Andaluces cortos

No hay nada mejor para reír a carcajadas que las bromas cortas, y es justamente por eso que estos chistes de andaluces son tan graciosos, además son ideales para contar en reuniones y fiestas, su exención limitada hace que sean mucho más fácil de memorizar.

Chistes de Andaluces cortos, largos y graciosos

Andaluces con algunos tragos de más, con pocas ganas de trabajar, que se traban al hablar y otros tópicos, se combinan en esta sección en la que no puede faltar los clásicos de la comedia española. Descubre en esta lista los chistes de andaluces que te harán reír sin parar..

 

Va un jorobado andaluz por la calle cantando:

– ¡En mi pecho tengo una flooooooor!

Pasa un otro al lado suyo y le responde:

– ¿Y en la espalda qué, el tiesto?

Dos andaluces:
– Yo me llamo Bartolo pero me gusta que me llamen Bartolome.
– Pues yo me llamo Paco y me gusta que me llamen Pacome

En un bar andaluz cualquiera:

– ¿Qué te pongo?

– Un cubata

– ¿Ron?

– ¿Harry?

– ¡Dios mío, qué sorpresa!

– ¡Qué haces de camarero!

– Llegué por arte de magiaSe abre el telón y se ve al número 1 y el 2 picando a una puerta.
Se cierra el telón.
¿Título de la película?
(con acento andaluz).- Ta er tre

Dos andaluces trabajando en un pozo. El del fondo le dice al de la superficie:

– Isame!

– Que m’ises?

– Que m’ises!

– Ah, perdona, creía que m’isias algo.
Mujeres (de andaluces, por supuesto)
– Ay! que mi marido esta en la UVI.
– Pues el mio en la remolachi.

Dos andaluces de Jaén hablando:

– Me he liado con una Sevillana y me ha llevado a ese sitio de bailar zapateaos.

– ¿Tablao falmenco?

– No, no, habla Español, raro pero español.

Un padre andaluz le dice a su hijo:

–Te tengo dicho cuatro millones trescientas cincuenta y cinco mil veces que no seas exagerado. Un extranjero le pregunta a un andaluz:
– ¿Cuál es el principio básico del arte de torear?
Y el andaluz le responde:
– Muy fácil, que viene el toro se quita usted, que no se quita, le quita el toro.Un catalán, trabajando duro, transpirando, sudando para poder comer, ve a un andaluz tirado en una hamaca, descansando de no hacer nada.
El catalán no aguanta y le dice:
– ¡Oye! ¿No sabes que la pereza es uno de los Siete Pecados Capitales?
Y el andaluz, sin moverse, le contesta:
– La envidia, también cabrón…Van una andaluza y una catalana subiendo unas escaleras porque las persigue un asesino. En esto que la catalana se gira para ver si el asesino sube y le dice a la andaluza:
– Que puja, que puja!
Y la andaluza:
Capuja tu madre!

Dos andaluces:
– Oye, pero mija que feo tu chaval.
– Va, pero lo niño después dan mil vuelta.
– Pues yo creo que ni gastando 1000 duro en el tiovivo.

Dos andaluzas hablando:

– ¿Maricarmen, qué es el griego?

– Que te den por culo.

– ¡Que te den a ti, saboría! ¡Ya no te pregunto nada más, ea!

¿Dónde viven los andaluces?

– En el bar.

Va un andaluz a Catalunya y le pregunta a un amigo catalán:

– Quillo, ¿cómo se dice “edificio” en catalán?

– Edifici.

– Cohone, ya sé que «e difici», por eso te lo pregunto.

Están tres andaluces en un coche ¿quien conduce?

– La guardia civil

Un amigo le dice a otro: Jugamos a los andaluces?
– Como se juega ?
– Tu quédate quieto 23 horas al díaEntra un andaluz en una farmacia de Bilbao:
– Hola, buenos días. Me da una aspirinita…
– Qué leche aspirinita, chaval. Aquí una Aspirinota y te la llevas rodando pues…
– (Joer…) Bueno, vale y me da también un jarabito…
– Pero ¿qué dices?. En la farmacia del Patxi un Jarabote en garrafa y al trago pues… ¿Quieres algo mas?
– !NO! !Los supositorios ya los compraré en Cádiz!

Dos andaluces hablando de sexo:

– ¿Y tú cómo sueles hacer el amor?

– ¿Yo? ¡Afrutao!

– ¿Cómo es eso?

– De uvas a peras…

Dos andaluces:

– Oye quillo, ¿como se dice uno en ingles?

– Uan.

– Anda, como mi primo.Dos andaluces, que tienen fama de exagerados, hablando:
—Er otro día canté una saeta en la posesión y me salió tan bien que la Virgen lloró.
—Pa´ cante bueno, er mío —dice el otro—, que se bajó er Cristo de la cruz y me dijo: «Tú si que canta bien, ¡no como er mamón de ayer que hizo llora a mi mare!»

Chistes de Andaluces: los mejores para reír

No queda duda que los mejores chistes son los que tratan situaciones vergonzosas, y los de andaluces tiene este elemento en todas sus letras, sin embargo, el uso del lenguaje discriminatorio que emplean los comediantes al elaborar los chistes de andaluces pueden llegar a ofender.

Chistes de Andaluces cortos, largos y graciosos

Pero la intención de la comedia y el buen humor nunca es causar incomodidades, por el contrario la idea es hacer reír a la mayor cantidad de personas, así que deja de lado los prejuicios y las complejidades sociales y disfruta de los chistes de andaluces que se recopilan en esta sección del artículo.

– ¿Ea, y tú cuántos vicios tienes?

– ¿Yo? ni bebo, ni fumo, ni digo palabrotas.

– ¿Seguro quillo?

– ¡Hostia, me he vuelto a dejar el tabaco en el bar!Manolo se casó con Pilar. Él no lo sabía, pero Pilar había pasado de mano en mano antes de conocerlo. La noche de bodas estuvieron en el hotel del pueblo. Como los lugareños eran muy chismosos se amontonaron junto a la puerta de la habitación de Manolo y Pilar para oír que pasaba.
Lo primero que escucharon fue que Manolo decía:
– Ahora voy a besarte como nadie lo ha hecho, Pilar.
Afuera se corrió el rumor:
– ¡La va a besar! ¡La va a besar!
– Ahora voy a abrazarte como nadie lo ha hecho, Pilar,
– ¡La va a abrazar! ¡La va a abrazar!
– Y ahora voy a hacerte lo que nadie le ha hecho antes, Pilar
– ¡La va a matar! ¡La va a matar!El sargento llevaba a la tropa a una marcha forzadísima de kilómetros y kilómetros.
– ¡ Uno dos, uno dos, uno dos!
Desde el fondo de la fila un andaluz repetía:
– ¡¡¡Eso es, eso es, eso es!!!
– Pero ¿qué te pasa, andaluz loco? Estamos hechos polvo y tú encima lo animas.
– ¡No, no! Si lo que digo es que eso es, eso es los que vamos a quedar a este paso: “uno o dos»

– A ver cuénteme su versión de los hechos -dice el juez.

– Verá, estaba yo en la cocina con el cuchillo de cortar jamón. En esto que entra mi mujer, tropieza, cae sobre el cuchillo y se lo clava en el pecho.

– Ya… – dice el juez – prosiga…

– Pues así, hasta siete veces.

Esto son tres gitanas de Andalucia (andaluzas por los cuatro costaos), y en eso que hablaban de sus hijos.

La primera, dice:
– Mi Antonio, mi Antoñín es el mejor, porque el otro día fue al super, y cogió de to, cogió detergente, tambien la cerveza del papa y muchas cosas más. En conclusión que llevamos un mes que te cagas.

La segunda gitana dice:
– Esto no es nada, mi Pepín, se fue a la casa de electrodomésticos y sí que pilló cosas; pilló tres neveras, congeladores, secadoras y un montón de cosas más. Lo bueno de todo esto que pasó por delante del segurata y el tipo no se dió ni cuenta, y llevamos un año de reyes.

En esto que la tercera gitana, se empiaza a reir y dice:
– Puaj, mi Josua…(la segunda dice pero si aun no ha nacido) Bueno,os lo cuento: me picaba el chichi, y con esto que me lo rasqué y cuando quité la mano, me había quitado el anillo, las pulseras de oro y el reloj. Fijarse lo listo que es el cabronazo…Paco , un andaluz de viaje en Japón, se compra un par de gafas de tecnología punta que permiten ver a la gente sin ropa.
Se las pone y ve pasar a una y a otra.
Todas sin ropa. estaba encantado.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
¡Por Dios, que maravilla!
Incluso adelanta el viaje de vuelta a casa para enseñarle a su mujer la novedad.
En el avión, se siente enloquecido viendo a las azafatas en pelota picada.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Cuando llega a casa, y antes de abrir la puerta, se coloca las supergafas, para ver sin ropa a su mujer Luisa .
Abre la puerta y allí está ella, su querida esposa, con Pedro, su mejor amigo.
En el sofá. ¡sin ropa!
Se quita las gafas, sin ropa.
Se pone las gafas, sin ropa.
Se las quita… sin ropa.
Se las vuelve a poner… sin ropa.
Y no puede evitar un grito desgarrador:
– ¡Me cagoendiez! ¡Nuevas y ya no funcionan! ¡Chinas tenían que ser!

Un andaluz entra en una tienda y dice:

– Quiero dos cuerdas de guitarra.

– Perdone señor, pero esto es una droguería.

– Quiero dos cuerdas de guitarra.

– No se si me ha entendido esto es una droguería, supongo que tendrá que ir a un comercio especializado.

– Quiero dos cuerdas de guitarra.

– Se lo diré claramente para que usted lo entienda: Aquí NO tenemos cuerdas de guitarra.

– Entonces para que ponen en el escaparate «Artículos de tocaor».

En una bonita y desierta isla en el medio de ninguna parte naufragaron las siguientes personas:
2 italianos y 1 italiana
2 franceses y 1 francesa
2 alemanes y 1 alemana
2 griegos y 1 griega
2 ingleses y 1 inglesa
2 búlgaros y 1 búlgara
2 suecos y 1 sueca
2 irlandeses y 1 irlandesa
2 argentinos y 1 argentina
2 catalanes y 1 catalana
2 madrileños y 1 madrileña
2 andaluces y 1 andaluza
Un mes después en esta bonita y desierta isla en medio de ninguna parte, la situación era:

Uno de los italianos mato al otro por la mujer.

Los 2 franceses y la francesa viven juntos y felices en un «Menage a Trois»

Los 2 alemanes llevan un estricto horario en el que se alternan para estar con la alemana.

Los 2 griegos duermen juntos y la griega limpia y cocina para ellos.

Los 2 ingleses esperan que alguien les presente a la inglesa.

Los 2 búlgaros miraron primero al océano infinito, luego a la búlgara y entonces se echaron a nadar.

Los 2 suecos contemplan la posibilidad del suicidio mientras la sueca les da la tabarra con lo de que su cuerpo es suyo y la verdadera naturaleza del feminismo. Pero al menos no nieva y los impuestos son reducidos.

Los irlandeses comenzaron dividiendo su isla en ?Región Norte y Región Sur? e instalaron una destilería. Ellos no recuerdan si hay sexo a la vista, porque desde que se produjeron los primeros litros de whisky hay una especie de neblina flotando que lo tapa todo, pero por lo menos saben que los ingleses no están teniendo ningún tipo de actividad sexual.

Después de un tiempo, se encontró a la argentina muy aburrida en un rincón de la isla, limpiándose las uñas con una ramita. Resulta que los argentinos ya no le dan bola y pasan todo el día hablando de fútbol y de lo estupendos que son haciendo el amor.

El hecho diferencial de los catalanes consistió en alquilar a la catalana a los suecos, y usar ese dinero para financiar a los irlandeses la construcción de una planta de destilación en su parcela de la isla, donde ellos trabajarían solo a cambio de que las botellas de whisky de coco estuvieran etiquetadas también en catalán. Por supuesto, en el plano sexual, a dos velas.

Los madrileños se turnan para quedarse una de cada dos noches con la madrileña e irse la otra de copas con los irlandeses y poner a parir a ingleses, italianos, franceses, alemanes, y por supuesto (y sobre todo) a los catalanes.

Los andaluces han conseguido que los irlandeses pasen de los catalanes y destilen una variedad de «Fino de Coco». De inmediato se han montado un calendario de fiestas de la hostia en su isla: que si Feria de Abril, que si Semana Santa, que si el Día de Andalucía en el exilio, a las que se apuntan todos los demás. Por supuesto, todos ellos sin dar palo.

Un andaluz presumiendo entre sus amigos de culto y muy viajado:

– ¿Ustedes sabéis quién es er Putin?

– Pues no…

– Estuve en Rusia y es un presidente muy popular.

– ¿Y er Obama?

– Pos tampoco.

– Vine de Estados Unidos y era muy querido como presidente.

Así va repasando todos los presidentes del mundo, hasta que uno ya cabreado le dice:

– ¿Y tú sabes quién es «pepeillo»?

– Pues no.

– Pues ese es el que debes saber que es con quien tu mujer te pone los cuernos cuando estás de viaje.

La comedia se ha vuelto esencial en la vida de las personas. Todos disfrutan del buen humor y sobre todo de los buenos chistes de andaluces que son perfectos para provocar momentos diferentes cargados de felicidad y alegría.

No olvides regalar humor a todos tus conocidos para que rían y gocen con las torpezas de los andaluces.

Déjanos un comentario y mantente alerta a los próximos artículos sobre comedia que tenemos solo para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *