+26 Chistes comunistas ¡Diversión con política!

Chistes de comunistas

¿Qué tan graciosos pueden ser los chistes de comunistas? Prepárate para sorprenderte de los gracioso y diferente que son los chistes comunistas. Chistes comunistas, cortos, directos, crueles, ofensivos, y mucho más.

El comunismo es definido como el modo de organización socioeconómico que aspira a la igualdad de clases sociales por medio de la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción.

Igualmente, propone que las tierras e industrias como medio de producción sea entregados al proletariado con el fin de establecer relaciones de igualdad social y garantizar la distribución equitativa de las riquezas y bienes.

Entre los continentes corre el rumor que los países con modelos políticos comunistas son infelices, sufres escasez de combustibles, alimento insumo y atención médica y salarios dignos.

Sin embargo, son justamente estos elementos los que dan vida a los chistes comunistas, pues los comediantes se han encargado de regalar risas a los países en esta situaciones con humor y empatía.

Realiza un recorrido por los chistes comunistas aquí recopilados y descubre que incluso en la oscuridad más profunda existe un rayo de luz.

Chistes comunistas, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia

En la actualidad solo existen cinco países con modelos políticos, sociales y económicos basados en el comunismo. Cuba, Corea del Norte, Vietnam, Laos y la República Popular de China son los únicos países del mundo que mantienen el sistema heredado del marxismo-leninismo, sin embargo, este sistema ha demostrado tantas fallas que han sido llevados a un nivel humoristico con los chistes de comunistas.

+26 Chistes comunistas ¡El arsenal de la comedia!

Curiosamente los cinco Estados activamente comunistas presentan reportes negativos que afirman que sus habitante sufren los estragos de la escasez, el abuso de poder por parte de las autoridades y la ausencia de la libertad.

Los chistes comunistas que aquí se recopilan abordan las problemáticas que presentan estos países de una forma graciosa, no dejes de leerlos para que disfrutes del humor.

 

Un socialista, un capitalista y un comunista deciden hacer una reunión.

El socialista llega tarde y dice:

-Perdón llegué tarde porque me quedé esperando en la cola de entrega de salchichas.

-¿Que es una cola? -pregunta el capitalista

-¿Que son las salchichas?? -pregunta el comunista.

Tres presos en un Gulag se ponen a charlar entre ellos de los delitos que les llevaron allí:
– Yo estoy aquí porque siempre llegaba al trabajo cinco minutos tarde, y me acusaron de sabotaje, dice el primero.
– Pues yo porque llegaba al trabajo cinco minutos antes, y me acusaron de espionaje, dice el segundo.
– Pues yo llegaba todos los días puntual al trabajo”, dice el tercero, “y me acusaron de tener un reloj occidental.Un trabajador haciendo cola en una licorería dice: “Ya estoy harto. Guárdame el sitio, que voy a disparar a Gorbachov”. Dos horas después, vuelve para reclamar su sitio en la fila. Su amigo le pregunta: “¿Lograste llegar hasta él?”. “No, la cola era aún más larga que aquí”.

¿Por qué el Sol a la mañana en la Unión Sovietica brillaba tan alegremente?

Porque sabía que para la tarde iba a estar en occidente.Las seis paradojas del Estado Socialista
1. Nadie trabaja, pero el plan quinquenal siempre se cumple.
2. El plan quinquenal siempre se cumple, pero los estantes de las tiendas están vacíos.
3. Los estantes están vacíos, pero nadie pasa hambre.
4. Nadie pasa hambre, pero todos son infelices.
5. Todos son infelices, pero nadie se queja
6. Nadie se queja, pero las cárceles están llenas.Un hombre entra en una tienda y pregunta: “No tendrás pescado, ¿no?”. “¡Te has equivocado, camarada”, responde la tendera. “Esto es una carnicería, aquí lo que no tendremos es carne. Hay una pescadería en la otra acera, allí es donde no tendrán pescado”

Por qué los sovieticos nunca mandaron gente a la Luna?

Porque tenían mucho miedo de que se transformen en desertores.

Stalin, solo con con su chófer, le dice:

-Déjame preguntarte y, por favor, respóndeme con honestidad. Desde la revolución, ¿estás mejor o peor?

-La verdad es que estoy peor.

-¿Y por qué?

-Bueno, antes de la revolución tenía dos trajes. Ahora solamente tengo uno.

-Deberías estar contento -replica Stalin- ¿Sabías que en África andan desnudos?

– ¿De veras? ¿Y cuánto hace que tuvieron su revolución?El guardia de un campo de concentración en el Gulag pregunta a un preso político:
– ¿A cuántos años estás condenado?
– A diez, responde el preso.
– ¿Por qué delito?, replica el guardia
– Por ninguno, contesta el preso agachando la cabeza.
– No mientas, dice el guardia, por ninguno solo caen cinco años.Un ciudadano soviético acude a la KGB a informar a cambio de que coloquen a su hija en la administración del Partido. Una vez delante del comisario jefe :
– Dígame, camarada, ¿de qué tiene que informarnos?
– Creo que mis vecinos tienen contactos personales con Occidente
– ¿Y cómo lo sabe?
– Les oigo comer cada noche.Un alemán, un italiano y un ruso se encuentran en el Museo del Prado de Madrid frente al cuadro “Adán y Eva” de Alberto Durero.
– Miren qué calma, qué equilibrio, qué dulzura, -dice el alemán- seguro que eran alemanes.
– Ni hablar -interrumpe el italiano- la escena derrocha sensualidad y romanticismo, eran italianos.
– No lo creo, caballeros -tercia el ruso después de un incómodo silencio-, mírenlos bien, están desnudos, sin casa ni cobijo, sólo tienen una manzana para comer y les han dicho que eso es el paraíso. Sin duda, eran rusos.

Chistes comunistas y libertad de expresión

Es común escuchar dentro de los chistes de comunistas que en las sociedades comunistas se impiden cualquier tipo de oposición y libertad de expresión semejante a lo que sucede en una dictadura.

Lo curiosos de esto, es que debido a tantos reportes de sometimiento por parte de las autoridades ha surgido cantidades excesivas de chistes comunistas en los que la autonomía ciudadana es totalmente ausente.

+26 Chistes comunistas ¡El arsenal de la comedia!

La mayoría de los comediantes comunistas realizan sus trabajos de forma clandestina debido a todas las consecuencias que su humor puede conllevar, pero tu disfruta sin miedo de las ocurrencia de estos talentosos artistas cómicos y permítete reí con los chistes comunistas.

En una prisión, le preguntan a un recién llegado:

-¿Por qué estás preso?

– Por pereza

-¿Y cómo es eso?

– Contamos chistes en el trabajo, y después me fui a dormir. Uno de los camaradas no perdió el tiempo y nos denunció.

Un americano le dice a un ruso que los Estados Unidos son tan libres que se puede plantar delante de la Casa Blanca y gritar «al infierno con Ronald Reagan». El ruso le contesta: «Eso no es nada. Yo puedo plantarme delante del Kremlin y gritar ‘al infierno con Ronald Reagan’ también».Una oveja decide abandonar la URSS y al llegar al paso fronterizo un guardia la detiene y le pregunta:
– ¿Por qué quieres abandonar Rusia?
– Por la policía secreta, replica la oveja, Stalin ha ordenado arrestar a todos los elefantes.
– Pero tu no eres un elefante, responde el guardia.
– Ya, intenta explicárselo tú a la policía secreta.¿Cuál es la diferencia entre los pintores naturalistas, los impresionistas y la escuela del realismo socialista?
Los naturalistas pintan lo que ven, los impresionistas lo que sienten y los socialistas lo que les dicen.

Un policía soviético le pregunta a otro

-¿Que piensas de nuestro régimen?

-Lo mismo que tú.

-Lo siento, pero es mi deber arrestarte.

Dos presos intercambian experiencias en una cárcel. Uno pregunta:

-¿Por qué te arrestaron, delito común o político?

-Delito político, por supuesto. Me llamaron del Comité local del partido para que arreglase la cañería del desagüe. La revisé y les dije: “Lo que hay no sirve, hay que cambiar todo el sistema”. Y me cayeron siete años.En la Unión Soviética solo tenemos dos canales de televisión. En el canal uno solo hay propaganda del Gobierno. En el canal dos hay un agente de la KGB diciéndote que vuelvas al canal uno o te atengas a las consecuencias.

Chistes comunistas para reír de lo malo

En el repertorio de chistes comunistas hay de todo un poco, puedes encontrar cuentos cómicos universales que los puede entender cualquier persona que conozca los aspectos básicos sobre los procesos políticos del país.

Sin embargo, también es común encontrar chascarrillos más internos, que utilizan referencias políticas que solo los más expertos entenderán perfectamente y que a muchos se les puede escapar.

+26 Chistes comunistas ¡El arsenal de la comedia!

Disfruta de los diferentes chistes comunistas de esta lista, y si alguno te gusta guárdalo bajo la manda, puede servirte en alguna ocasión especial.

Churchill, Roosevelt y Stalin se encuentran en Yalta. El primero toma un cigarro de una cigarrera de cuero y la deja abierta sobre la mesa. Los otros dos advierten la inscripción: “Al primer ministro Churchill, salvador del imperio”. Más tarde, Roosevelt enciende un cigarrillo y deja su cigarrera de plata sobre la mesa, en la que aparece esta inscripción: “A nuestro presidente Roosevelt, que nos sacó de la gran depresión». Finalmente Stalin saca una cigarrera de oro, la deja abierta sobre la mesa y puede leerse: “Al Conde Esterházy, del Jockey Club de Viena”.

Brezhnev le pregunta a su ministro de economía

-Camarada, ¿cómo nos fue este año?

-Excelente, mucho mejor de como nos va a ir el año que viene.

-Felicitaciones Camarada, ud ha hecho un buen trabajo!!

En una escuela de Moscú, una maestra pregunta a los alumnos:

-¿Dónde viven los niños más feices del mundo?

-¡En la Unión Soviética!, responden todos a coro

– ¿Dónde tienen los niños todo lo que quieren?

– ¡En la Unión Soviética!

– ¿Dónde crecen los niños sanos, alegres y seguros del futuro?

– ¡En la Unión Soviética!

De repente, la maestra interrumpe la clase porque escucha un llanto. Una niña, Verushka, está llorando.

-¿Por qué lloras, Verushka?

– Ay, maestra, yo quiero vivir en la Unión Soviética.

Stalin se quejaba ante un colega en el Kremlin de que su oficina estaba infestada con ratones, y que había probado con veneno y trampas y no había podido librarse de ellos.

– Ningún problema. Simplemente declare que su oficina es una granja colectiva. La mitad de los ratones se irá y la otra mitad se morirá de hambre.El representante de un koljós (granja colectivizada) es llevado a Moscú para dar cuentas a Brezhnev sobre el cumplimiento del plan quinquenal.
– Camarada Brezhnev, gracias a la labor del Partido hemos cosechado tantas patatas que puestas una encima de la otra llegarían hasta el mismo Dios.
– Pero, camarada agricultor, seamos sinceros, Dios no existe.
– Tiene razón, camarada secretario general, seamos sinceros, las patatas tampoco.

Un hombre se acerca al puesto de diario el primer día después de la caída del régimen comunista

-Por favor…me das el diario «La Verdad»?

– No, lo siento. no hay más periódicos soviéticos

– y por que?

– Porque se terminó el régimen comunista

-Por favor…me das el diario «La Verdad»?

– Ya te dije. no hay más periódicos soviéticos

– y por que?

– Porque se terminó el régimen comunista..cuantas veces te lo tengo que repetir?

– Ayyy…por favor..repetilo..repetilo…repetilo.
– ¿Qué es algo muy largo, que hace mucho ruido, que produce mucho humo, que consume 20 litros de gasolina a la hora y que es capaz de cortar una manzana en tres trozos?
– Es la máquina soviética diseñada para cortar una manzana en cuatro trozos.En una clase de primaria un profesor entra, se sube a la tarima y pregunta a un niño:
– Yevgueni Ivanovich, ¿quién es tu padre?
– ¡El camarada secretario general del Partido!
– ¿Y tu madre?
– ¡La patria socialista soviética!
– Y tu, Yevgueni, ¿qué es lo que querrías ser?
– Huérfano, camarada profesor, querría ser huérfano.

Que la guerra no sea motivo de risa no quiere decir que no se pueda disfrutar de la gracia cuando se esta en guerra. Los humanos tenemos la noble capacidad de reír incluso de los hechos más desafortunados, nos sirve como mecanismo de defensa contra la tristeza y las preocupaciones.

Así que aprovecha los chistes comunistas y date un tiempo para disfrutar de la comedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *